jueves, 20 de enero de 2011

Así es la vida.


Cada vez estoy más convencida de que la vida te da lo que le pides de corazón, otra cosa es que te lo de de la manera que tú esperas. Y es que sentido del humor no le falta.


Sigo pensando que en ocasiones se te abren puertas por las que tienes que pasar para llegar a donde sea, y ves que se han abierto, pero en otras ocasiones ocurre justamente lo contrario.


Se te cierran una a una todas las puertas, se te caen los apoyos, te engordas, enfermas, tu trabajo va de pena, tus amigos te dejan, tu pareja, si la tienes, no responde, y no sigo para no añadir más leña al fuego.


Pero finalmente todo esto está así porque tú le has pedido a la vida un cambio que no te has atrevido a hacer por ti mismo, y la vida te coloca en el lugar más incómodo del mundo para que no te quede otro remedio que moverte e ir hacia donde quieres ir.


Paradójico pero cierto al 100%.


Si lo ves así y lo vives así cualquier fracaso puede resultar la oportunidad que estabas esperando y un cúmulo de fracasos, la oportunidad de tu vida.
¡Fascinante!.

5 comentarios:

Goyo dijo...

Las oportunidades están donde menos te las esperas. Lo que veías seguro se vuelca y lo que veías improbable se hace realidad. La vida tiene tantas aristas que en alguna parte tiene que estar la que buscamos, o la que nos merecemos, o la que dejamos que nos toque... En fin, demasiado complicado todo. Mucha suerte, y de la buena, que la suerte en sí no existe.

Francesca dijo...

Tienes toda la razón, suerte para ti también, que encuentres oportunidades en todo aquello que se tuerce, que sigas tus sueños y los alcances, que todo te vaya bien aún en los momentos que no lo parezca.
Besos.

Caminante dijo...

Le has dado la vuelta al asunto. No todo el mundo sabe verlo así, y mucho menos hacerlo.

Francesca dijo...

Hola Caminante, dicen renovarse o morir. Este año pasado me tocó renovarme porque la muerte tocó a mi puerta y decidí cerrársela en las narices.
Así que renazco de nuevo, miro las oportunidades que tengo y trato de ver qué quiero de verdad.
Besos

Francesca dijo...

Hola Caminante, dicen renovarse o morir. Este año pasado me tocó renovarme porque la muerte tocó a mi puerta y decidí cerrársela en las narices.
Así que renazco de nuevo, miro las oportunidades que tengo y trato de ver qué quiero de verdad.
Besos

 
El blog de Francesca. Design by Exotic Mommie. Illustraion By DaPino