lunes, 25 de abril de 2011

Lolita y mis miedos


Hace tiempo que no escribo una entrada de las mías, de esas en las que me planteo cosas y comento cómo me siento sobre un tema en concreto... o ¿es lo que hice el otro día? bah... qué más da.

El caso es que hace muy poquito que he descubierto algo que intuía. Siento un rechazo atroz hacia las parejas que se llevan una gran diferencia de edad, entendiendo por gran diferencia a partir de 10 años. Esto ha hecho que siempre haya visto a los hombres bastante mayores que yo como pseudo padres y en el momento en los que he visto una mirada fuera de lugar lo he tachado de viejos verdes. De antemano mi disculpa si hay alguien que me lee que me lleva más de 10 años, los traumas son los traumas.

Alguien que me cuida, digamos que de alguna manera se podría describir así, me hizo pensar sobre esto, y el porqué veía interés en ese tipo de parejas y no amor. Me dijo que podía ver Lolita y quizás me ayudaría... no me ayudó, me pareció un tío obsesivo y una niña caprichosa. De nuevo seguramente una mirada sesgada por mi parte.


Pero el destino es así como es y decidió no dar todo por perdido, y hablando con una amiga me habló de su primer amor, cuando ella tenía 15 años. Se trataba del portero de la discoteca de enfrente de su casa. Pues bien, este señor, bastánte sinvergüenza hasta entonces, se enamoró perdidamente de esta amiga, a pesar de tener mujer e hija de similar edad. Le ponía mensajes en los rótulos de luces de la puerta de la discoteca para que ella pudiera leerlos, le miraba, le hablaba cuando podía y un día ella se decidió y bajó con una amiga a la discoteca.
El se quedó de piedra y lo primero que le dijo fue "pero qué bonita eres", lo mismo que le diría años después cuando se reencontraron.

Ella se enamoró también de él y el tiempo que estuvieron juntos llegaron simplemente a besarse porque a pesar de todo él tuvo algo de cabeza y no paraba de repetirle a ella "qué ganas tengo de que tengas 18 años", cosa que ella no lograba entender del todo.


Cuando mi amiga me lo contaba, se veía mucho cariño en su mirada, ella es consciente de que él se enamoró, por muchas cosas y de que de alguna manera supo estar, ella habría hecho cualquier cosa por él. Sin nada de por medio, sin dinero, ni categoría social, ni nada de nada...


Y es que la vida se empeña en que aprenda, en que deje atrás ideas preconcebidas, en que sane heridas que no sé de donde vienen a veces, y otras sí.
Desde entonces empiezo a mirar con otros ojos a los "señores mayores", y a los "jóvenes", puesto que pensaba parecido de una relación con alguien más joven.

Se abren puertas que posiblemente no lleguen a ningún lado pero que hacen que entre más luz en la vida de esta pobre mortal.

10 comentarios:

Nuria L. Yágüez dijo...

El amor no entiende de edades, de sexos, de nacionalidades, de colores,..., el amor es un poco bobo, no entiende de nada.

Yo abogo por el amor libre, si te hace feliz.

Me alegro que hayas abierto tu mente.

Goyo dijo...

No sé si a estas horas de la noche estaré lo suficientemente hábil para comentar otro de tus brillantes textos; pero voy a intentarlo.

Me quedo con tu última frase. La de las puertas que se abren. Supongo que lo más importante de las puertas es saber quién puede estar detrás de ellas, no tanto a dónde llevan a dónde dirigen. Quizá la luz sea alguien que te aporte nuevos caminos, nuevas visiones, nuevas realidades... No sé. Quizá esté ya demasiado dormido y no sepa ni lo que digo. Sobre las relaciones con tanta diferencia de edad, no sé. Hay tantas formas de amarse que supongo que serán las propias parejas quienes determinen el modo más adecuado de quererse. Pero insisto, ya es tarde y puede que desvaríe.

Besos y buenas noches.

Naar dijo...

pues yo pienso algo parecido. nopuedo evitar desconfiar un poco ante las diferencias de edad grandes. y aunque la gente dga que se ha enamorado, a mí se me queda la duda. incluso en la historia de tu amiga. el portero no la conocía, sólo sabía que era muy bonita. de qué se había enamorado entonces??? por muy bien que se portara...
escucha una canción de ismael serranoo que se llama dulce y tierna historia de amor. habla de este tema con humor y con mucha dulzura. igual te gusta o te ayuda o al menos, ves que mucha gente piensa sobre este tema.
un beso!

Ariadna dijo...

A mi no me queda claro si has abierto tu mente como dice Nuria, o la puerta como dice Goyo. Creo que aún siguen dentro de ti esas ideas preconcebidas. Yo también las tengo, las mismas que tu. A pesar que recientemente se han empeñado en romperme todos los esquemas.

Por otro lado, si se abre una puerta, por algo será, no?

Abrazos!

PD. A veces me cogen ganas de tener una charla larga contigo. Creo que sería absolutamente interesante.

Francesca dijo...

Hola Nuria, ayer entré en tu blog y me encantó, leí tus escritos, algunos, otro día leeré los de otros. Fuiste un poco el detonante de que me animara a escribir esta entrada que hace tiempo venía rondándome. Me gustó leerte y me gusta que te pases por aquí. Besos.

Hola Goyo,¿quién habrá detrás? pues seguro que por algo o alguien será todo esto, he llegado a un punto en el que ya no creo que todo en esta vida sea porque sí, algún día lo sabré. Me ha encantado tu frase de que hay tantas maneras de amarse como parejas. Tienes toda la razón. Besos y que hayas descansado bien.

Hola Naar, la historia es un poco más larga y realmente hubo un antes y un después en la vida de este hombre mientras estuvieron juntos. Escucharé la canción, seguro que está bien. Besos.

Hola Ariadna, es complicado cambiar de la noche a la mañana de forma de pensar, pero sí que es cierto que se ha abierto una brecha en el muro y es el comienzo para derribarlo. A mí también me gustaría conocerte, quien sabe... igual este verano hagamos alguna un viaje a la ciudad de la otra y tomemos un café, pero sin expectativas ehhhhh que luego es más fácil defraudar al personal. Besos.

Luz dijo...

¡pues fíjate que ami siempre me hubiera gustado tener una persona mucho mayor que yo para que me cuidara, me mimara y me diera ternura,creo que los jovencítos no tienen experiencia y no saben como tratar a las mujeres .Un beso

Francesca dijo...

Hola Luz, Ojalá nos trataran así, pero creo que es pedirle a un marido y amante que ejerza también de padre con nosotras y no todos están dispuestos. Besos cielo. Cuídate mucho que me tienes un poquitín preocupada.

anonimo dijo...

¿ Cuantos años tienes, belle de jour, et de nuit, bien sûr, Francesca ?

Francesca dijo...

... me temo que bastantes más que una lolita y bastantes menos que tú... aysss!!!! creo que realmente no he superado eso de las diferencias de edad...
Si buscas una lolita fácil te equivocas de sitio...

anonimo dijo...

No busco una Lolita fácil, busco una difícil y además no busco una Lolita, busco un amor y una mujer y una amiga.

 
El blog de Francesca. Design by Exotic Mommie. Illustraion By DaPino