miércoles, 20 de abril de 2011

locura ¿transitoria?


La locura tiene nombre de mujer y me persigue.

Hace 12 años se llamó Erun, hace 6 Conchita y ahora..., ahora da igual su nombre, pero vuelve a estar a mi lado.


Hace 12 años apareció en el gimnasio y acabó viviendo en mi mini apartamento de 35 m2. Lo que iban a ser un par de semanas hasta encontrar otro sitio se convirtió en más de un año. Y al final la que se fue fui yo.


Regresé a mi casa y tardó un tiempo en volver a aparecer, pero apareció en forma de una de mis mejores amigas. Locura de locos, de idos, de visiones fantásticas, de oir cosas, de imaginarse cosas imposibles. Estuve a su lado, pese a todo, hasta que salió de la crisis más gorda aunque ya nunca quedó bien. Al final tuve que irme porque se obsesionó negativamente conmigo y me asusté. A día de hoy, 5 años después todavía queda con una amiga común para hablar de mí, sigo siendo su obsesión y a mí ya me da igual.


Cuando parecía que estaba ya superado aparece ella, simpática, loquita pero al principio no parecía nada grave y nos hicimos amigas. El tiempo ha pasado y la historia se repite, necesito aire, necesito escapar, la locura y yo no nos llevamos muy bien, no sé qué hacer. Se repiten las mentiras, se repite la manipulación, se repite el yo, yo, yo, yo... no puedo... y necesito huir y a la vez me da tanta pena...

Si hablara en términos de contabilidad el balance en estas tres amistades ha sido negativo, he dado pero recibir... ¿qué he recibido? Lo único que veo es que aflora mi faceta más triste y no quiero eso.


Me gustaría que hubiera una forma elegante y bonita de decir adios, "te quiero mucho pero me haces daño y no puedo estar a tu lado de la forma que tú me pides. Seamos amigas de hola y adios, de tomar un café de vez en cuando, pero ya... hasta ahí. Yo me alegraré con todo lo bueno que te pase y sufriré si algo malo te ocurre pero no me pidas que esté a tu lado porque no puedo más".


El caso es que no tengo el valor de hacerlo, y sigo dando oportunidades hasta que un buen día por nada me saturo y se acabó.

Si fuera Navidad pediría a los reyes Magos un poquito más de valentía y paciencia. Como no lo es, me toca trabajármelo día a día y ver como resuelvo esto.

8 comentarios:

Luz dijo...

Cuídate para que no te vuelvan a hacer daño,a las sensibles se nos hiere fácilmente.Un beso.

Goyo dijo...

Vaya... Me dejas un tanto parado con tu entrada de hoy. Parece que te has convertido en una especie de parachoques emocional donde todo el mundo acaba cayendo. No sé qué decirte. Lo de dar consejos no suele ser lo mío, creo que ya te lo he dicho en alguna ocasión, pero quizá esa forma bonita y elegante que buscabas para parar todo eso que no te convence es tal cual lo que has escrito entre comillas. Inténtalo. Un beso.

Nuria L. Yágüez dijo...

Hola Francesca no se si hablas de tu vida o de la mia. Me he sentido tan tan identificada en tus palabras que por un momento pensé que las estaba escribiendo yo.

Es mucho querer, pero me encantaría saber si son realidad o ficción, ¿Hay más gente como yo?

Ariadna dijo...

Las personas tenemos la 'mala' costumbre de tropezar no dos sino muchas veces en la misma piedra. Repetimos patrones constantemente hasta que aprendemos la lección.

Justo esta tarde me decían lo de 'aprender la lección'...

En fin, en tus manos está. Tú y sólo tú puedes liberarte de tus propios errores, si me permites llamarlos así.

Abrazos! Cuídate mucho y buena Semana Santa.

Francesca dijo...

Hola Luz, tienes razón, pero también es cierto que nos dejamos hacer daño y de todo hay que aprender, a ver si empiezo poco a poco. Besos.

Hola Goyo, la verdad es que es eso lo que de alguna manera me gustaría decirle y no puedo, por cobardía, por pena, por que me siento mal si lo hago, ... a cambio dejo pasar el tiempo... Pero bueno, qué son 3 personas en toda una vida? De todas formas intentaré hacer algo. Besos.

Hola Nuria, por si acaso te diré que el 99% del blog es real, no digo el 100% por prudencia, pero no escribo normalmente sobre lo que no he vivido antes. Hay más gente como tú, como yo, como todos... somos demasiados para no estar repetidos ;o) Eres bienvenida. Besos.

HOla Ariadna, eso mismo me planteaba yo esta tarde, siempre he tropezado, no una sino mil veces en las mismas cosas hasta que he aprendido la lección y parece que aquí hay algo que aprender. Es la vida la que te enseña y se esfuerza por ponerte los medios uno a uno sin prisa y sin pausa. Tengo que pensar sobre esto.Besos.

Y a todos Feliz Semana Santa, que disfrutéis allí donde estéis. Besos mil.

Naar dijo...

esque hay mucho loco suelto. en mi vida ha habido muchos, con nombre de mujer y de hombre, la locura no tiene sexo. y es terrible, porque devasta todo a su alrededor, como un tsunami.
ánimo. aprende y sigua adelante porque tu vida al fin y al cabo, es tuya y nadie tiene derecho a joderla.
un beso.

Douce dijo...

No quisiera que esto fuera un 'consejo', no acostumbro a darlos. Digamos que a través de lo que dices, lo más beneficioso para ti sería decírselo a esa persona de la mejor manera que seas capaz.

Te estás haciendo daño inútilmente. Al parecer, ni ella ni tú, os estáis haciendo bien mutuante.

Puedes borrar todo esto si ves que no es como yo lo veo desde lejos.

Suerte y procura ser feliz

Francesca dijo...

Hola Naar, parece que también te ha tocado lidiar con algunos/as. En fin, que cuando aparecen, como dice Ariadna, por algo será, y será que tenemos que aprender algo, aunque sea a decir adios. Besos.

Hola Douce, tú y tu jefe sois muy bienvenidos por aquí así que aprecio vuestras opiniones. Así que no borraré nada sino que intentaré ver la manera de poder hacer las cosas con el menor número de bajas posibles. Besos.

 
El blog de Francesca. Design by Exotic Mommie. Illustraion By DaPino