viernes, 20 de enero de 2012

Miradas

fuente: http://farm3.static.flickr.com/2321/1737400189_7c561b1c6e.jpg


Hay miradas que si pudiera las conservaría conmigo así como la sensación que me produjeron.

En diciembre mi madre me dijo que tenía leucemia, dos años de analítica tras analítica y he sido la primera a la que se lo ha dicho. Lleva dos años yendo sóla al médico sabiendo ese diagnóstico.

Parece que hay un porcentaje alto de personas mayores que desarrollan leucemia linfocítica y se hace crónica. Al principio pensé que no sería para tanto si no le habían puesto tratamiento, pero al poco no pude dejar de pensar todo lo que tuvo que pasar por su cabeza y más cuando 3 meses después de su diagnóstico me operaron a mí, y más con mi diagnóstico posterior. Un año después diagnosticaban un tumor en la próstata a mi padre.

Se ha tragado ella solita los tres diagnósticos. Curiosamente mi padre, como yo, también decidió no operarse y está mejor, pero eso es otro tema.

Estos días le he ofrecido que, dado que no tiene de momento tratamiento, pueda hacer cosas de las que yo he hecho y me están yendo bien. Cambio de dieta, homeopatía, naturopatía, etc.... Ella ha dicho un sí pero después y aunque me ha costado he pensado que es ella la que tiene que tomar las riendas de su enfermedad y de su posible tratamiento o no. Yo la puedo orientar, pero no obligar.  La verdad es que esta decisión, al principio dura, ha resultado ser de lo más liberadora.

Estas navidades hablábamos de su leucemia y de cómo se sentía y me decía que estaba convencida que todo venía a raíz de un cambio en las pastillas del colesterol. Iba bien, pero hace unos tres años le cambiaron y hace dos le diagnostican esto, ella lo ve claro.

Yo ni afirmé ni negué, no entiendo del tema, y después de decírmelo varias veces le iba a decir que mirara el prospecto pero se me olvidó. El otro día vino a mi casa toda contenta y me dijo, he mirado el prospecto y una de las cosas que pone como efectos secundarios es linfocitosis, y sí, estoy convencida que todo viene de aquí. Yo soy una mujer sana, me cuido, nunca he tenido problemas de salud graves, ni los de mi familia tienen que ver con estos. Esto viene de ahí.

Le miré y le pregunté "¿lo sabes?" y ella fijando su mirada en mí y sonriendo me dijo "lo sé".

Le pregunté entonces "¿me entiendes ahora más cuando yo decía que no tenía que operarme?"

Me respondió sonriendo "Sí, perfectamente". Ambas sonreímos y me dijo "somos geniales".

Hubo algo en ese momento, un lazo invisible que nos unió más. Ojalá pudiera volver a esa mirada, a esa sensación, mil veces más. De hecho cuando estoy cansada cierro los ojos y me dejo invadir por ella porque todavía está cercana.

Sentí, y supongo que de alguna manera ella también, que éramos parte de una familia de mujeres ancianas sabias, de un linaje que se transmitía de madre a hija, de generación en generación. Me sentí mujer y la sentí mujer a ella, no sólo personas, el lazo que nos unía iba más allá de todo lo que hasta ahora había sentido con ella, y me gustó. Como diría alguien que conozco, nos encontramos. No está mal, 40 años después.

Va a ir al médico a hablar con él y volver a las pastillas de antes o a ver qué opina y va a comenzar a mirar por una dieta óptima para el colesterol.

5 comentarios:

Goyo dijo...

Espero que tu madre se recupere. Y me gusta esa sensación que has transmitido de haber recuperado el lazo más íntimo con quien te gestó. Es una maravilla cómo lo has expresado.

Un beso muy fuerte.

noia de vidre dijo...

que maravilla de texto...me encanta como has expresado el lazo materno-filal.
Mucha fuerza!

Nieves dijo...

Mira Francesca hace años que estoy convencida que esta enfermedad la tendremos la gran mayoría de la población, mi familia somo 5 miembros del los cuales 3 han tenido cancer; de mamas, de prostata y de piel.
Yo aún estoy esperando la nominación ,(suelo llamarlo así) mañana mismos tengo una mamografia, no creo que me escape porque creo que es algo que comemos, que respiramos, está en el ambiente... Si consigo evitar esa emfermedad eso que me llebo pero en mi barrio hay calles completas con esta emfermedad...
Espero que tu madre mejore, al igual que tú, no lo sabía, espero que la hallas superado...

Un beso super fuerte, ANIMO!!!!

Luz dijo...

¡Animo Francesca¡en mi familia también tenemos o hemos tenido cancer ,y aqui seguimos, pero cuando las personas son mayores ,la enfermedad se estabiliza y casi no avanza y puede vivir muchos años con ella.Esto es el mal del siglo y no nos vamos a escapar ninguno.Un beso fuerte y vive el dia a día.

Ana Antón dijo...

Fuck enfermedades! >.<
Bueno, tú tranquila que con ánimo y entusiasmo se pueden superar muchísimas cosas. Tú ten fe en la positividad (:
Te deseo toda la suerte a ti y a la gente que aprecias.
Carpe diem!

 
El blog de Francesca. Design by Exotic Mommie. Illustraion By DaPino