martes, 16 de agosto de 2011

He conocido una hada


Tengo una amiga que se acaba de subir a un avión rumbo a otro pais, de regreso a su tierra. Es como una hada en muchos sentidos.

El otro día se fue con su hija a comprar una vela amarilla para encenderla cuando echaran de menos el sol y la luz de España. Me pareció una idea preciosa.

Ayer compré yo una vela, de olor a jazmín, a verano, de color morado que me recuerda a mi amiga, a mi hada, para encenderla cuando la eche de menos. Hoy ya queda un poquito menos de la vela.

Hace media hora un mensaje, estoy en el avión, te echo de menos, y en facebook otro, preferiría estar en renfe poniendo rumbo a ... (mi tierra). Yo también lo preferiría, pero la vida sigue.

Hoy por suerte la tecnología avanza, skipe, facebook, mails, hacen todo mucho más fácil pero echaré de menos su casi 1,90 de altura, sus abrazos recien descubiertos, en el lugar de donde viene las distancias se marcan mucho, nuestras conversaciones eternas sobre lo humano y lo divino, sus horarios estrictos y su flexibilidad para otros muchos aspectos.

Echaré de menos a sus hijos, al peque que me costó muchísimo ganármelo y ahora me he convertido en su tía y nos adoramos mutuamente. Su hija, una pequeña tirana adorable, que ha enseñado a la mía a ser más fuerte y a pensar muchas cosas.

Agosto está siendo un mes de despedidas, 2 de mis pilares se han ido para siempre, y no pasa nada, puedo seguir, puedo caminar, puedo avanzar, pero no quiero dejar de sentir, quiero que salga todo lo que durante este tiempo ha estado tapado para que no se quede nada dentro y pueda encontrar mi nueva forma de relación. 

Dentro de poco todo se habrá normalizado pero ahora no me quiero privar de la pena, mañana la echaré a patadas o la transformaré en otra cosa pero hoy me acompaña... y no pasa nada.

5 comentarios:

Remei dijo...

Tanto cuesta la vida...pero se hizo para vivirla, para saborear todas sus esencias, todas...
Un abrazo fuerte, de esos que duelen un poco, pero que se hacen sentir en el alma.

Naar dijo...

la gente se va, y es terrible. pero hay que seguir adelante.
tómate tiempo para estar triste, o para asumirlo, o para lo que quieras... y luego guarda los buenos recuerdos y destierra la pena.
un abrazo fuerte.

muerte roja dijo...

Bueno, se ha ido pero no para siempre, es demasiado tiempo sin la compañia de una amiga, como dices internet acerca a las personas, puede que algún dñia seas tú la que la visites o ella vuelva, la vida es larga y sieempre hay oportunidades aunque hoy la trizteza te haga pensar que no.
ahora comprendo muchas de tus últimas entradas, tan tristes y llenas de despedidas.
Así que venga... Animo y adelante.
UN BESITO :)

Ariadna dijo...

Despedirse de alguien querido es siempre doloroso. Se queda un trocito de ella en ti. Se ha llevado un trocito de ti con ella.
Recuerda los buenos momentos compartidos para aligerar, si es posible, la pérdida.

Un beso.

Nicolás dijo...

Siempre son tristes las despedidas, nos queda el saber que se van para ser mas felices, y aun así no se logra llenar ese vacío, ese hueco que nos dejan.
Pero uno sigue adelante y camina apoyado en los recuerdos

 
El blog de Francesca. Design by Exotic Mommie. Illustraion By DaPino