lunes, 1 de agosto de 2011

Saliendo con mis amigas


Hace mucho tiempo que colgué el cartel "cerrado por vacaciones".

Pensé que si le había conocido a él ya no había hueco para nadie más, y si no había hueco, no había motivo para buscar ni para mostrar.

El otro día con mis chicas, salí, me arreglé, y descolgué el cartel.

Por primera vez en años me volví a sentir sexi bailando, mirando, bebiendo, descansando... porque sí, porque yo lo valgo.

Por primera vez en años "ligué" sin proponérmelo.

La primera fue con una mujer, yo estaba bailando, ella se acercó, se puso a bailar conmigo y yo la seguí. Poco a poco ví que su forma de mirarme no era casual, que parecía haber algo más detrás. Mi primera reacción sorpresa, pero seguí bailando con ella, ¿porqué no?, me gustó su mirada, me gustó ella aunque me llevaba más de 10 años, su estilo, su cercanía y su forma de mirar. En un momento mis chicas me llamaron y me di la vuelta y seguí hablando con ellas, al minuto se acercó ella de nuevo y me dijo: me has dejado sóla bailando. Una frase dicha con calma, sin reproche, con suavidad. Me disculpé lo mejor que supe y le dije que estaba con las amigas, pero que había sido un placer y con una sonrisa en los labios se fue.

No pasaron dos minutos cuando mis chicas me avisaron de lo bueno que estaba un chico de detrás de mí, me volví y sí, efectivamente, estaba con un pan y me había pillado. Antes de darme cuenta ya estaba detrás de mí sacándome a bailar. Yo accedí encantada, me agarró de la cintura, me acercó a su cuerpo, y bailamos, peeeeeroooooo empezó a meter la mano por dentro de mi pantalón así que se la subí a la espalda.

La segunda vez que lo hizo ya pensé que no había sido un descuido, se la volví a subir y le advertí, te aviso dos veces, pero tres no. Volvió a la carga y ya me enfadé, me separé y traté de irme, pero me agarró y me obligó a estar a su lado sin soltarme el brazo, de una forma bastante violenta.

Analizar, eso es lo que hice en 2 segundos, analizar pros, contras, la situación, como salir, como no pasarlo mal.... y le dije, acabo el baile y me voy con mis amigas. Puse distancia entre los cuerpos, le miré con mi mirada más asesina mientras él mantenía sus ojos clavados en los míos y cuando acabé el baile me fui.

Vaya nochecita.

Mis amigas me decían ¿cómo te sientes? y yo no sabía muy bien qué responder. Me había hecho sentir más sexi ella que él, más respetada y más deseada.

Decididamente a veces no es cuestión de sexo es cuestión de otras cosas, de saber estar, de transmitir, de...yo que sé.

Pero ahora pienso... me siento bien. Si hace unas semanas cumplí 17 años, este fin de semana fue mi bautismo sensual. Sentirme BIEN, con mayúsculas.


Esperaré a ver que me depara la próxima salida.

3 comentarios:

muerte roja dijo...

No hay lugar a la duda, esa era tu noche!!!

Besos :)

Goyo dijo...

Me alegro que te sientas BIEN. Ahora te toca continuar así.

Por cierto, menudo pulpo... Menudas manos largas que tenía el tío.

Francesca dijo...

Hola MR, sí , definitivamente tienes toda la razón, fue mi noche y la disfruté. Besos.

Hola Goyo, se hará lo que se pueda, pero sí, se puede si no todo el rato a pequeños sorbos. ¿pulpo? ese era un jeta que pa'qué. ¿dónde quedaron los del poco a poco? Aysssss.
Besos.

 
El blog de Francesca. Design by Exotic Mommie. Illustraion By DaPino