jueves, 7 de julio de 2011

De la A a la Z


Aunque me haya gustado la lectura siempre me he considerado más de ciencias que de letras y nunca me he parado a pensar si las palabras que tenemos son suficientes para expresarnos o no.

Me he dado cuenta que en el diccionario faltan definiciones, en concreto una, la que define nuestra relación. 

No somos familia, no somos amantes, no somos amigos, no somos conocidos, somos un poco de todo eso y mucho más, y a veces no somos nada de eso.

Y digo nuestra relación, expresión que antes me hubiera parecido un poco obscena, porque es nuestra, la tuya conmigo y la mía contigo. Yo no tengo otra que se le parezca y para mí no es importante si tú tienes más igual que esta. 

Yo no sé definir quien eres tú para mí. Y no sé definir quien soy yo para ti.

Me toca inventar un concepto, una palabra, una imagen a la que pueda recurrir cuando piense en nosotros como conjunto. 

Creo que las palabras se inventaron para darnos seguridad, el hecho de poder poner límites a algo hace que de alguna manera podamos aprehenderlo.

Y hoy necesito algo de seguridad en todo este caos. 

5 comentarios:

Goyo dijo...

En esta ocasión siento no poder ayudarte. Soy de letras y trabajo con las palabras todos los días pero hay veces que no me sale tampoco lo que me gustaría expresar. Utilizo circunloquios para tratar de que la gente me entienda.
Pero, ¿sabes una cosa? Si tú y él/ella estáis a gusto... ¿Qué importa cómo se llame la relación? Sois los/las dos. Y eso os llena. No necesitas más.

Besos.

muerte roja dijo...

Yo también he pesado lo que planteas, quizás no tenga esa palabra mágica de nos defina pero si se lo que somos, somos como vecinos cotillas mirando por la mirilla, opninando, de todo lo que vemos, en este caso leemos, pero que después de mucho tiempo terminas implicado y empatizando y cogiendole caríño a los que leemos, porque aquí llemos sentimientos y en vida real apenas se apresian.

De todas formas seamos lo que seamos, nos visitamos, opinamos y en el fondo terninamos siendo como ese cura confesor que nunca se le ve tras la rejilla.

Un beso Francesca :)

Francesca dijo...

Hola Goyo, pues al final sí que me has ayudado. Me quedo con la sensación de lo que somos y no le pongo límites con las palabras. Besos.

Hola MR, aunque pensaba en otras personas me he dado cuenta de que esta entrada puede ir para mucha gente, incluída la del blog, así que bienvenidos a mi casa vecinos. Besos.

Ariadna dijo...

Una sola cosa te voy a decir: estoy hasta el moño de relaciones que no pueden definirse. Punto.

Pero ese es mi problema. Si a ti te funciona, enhorabuena!

Más besos!

Francesca dijo...

Hola Ariadna,
a veces hay relaciones que no tienen definición y estoy en algo parecido a eso donde poner un nombre es desvirtuar y a día de hoy me vale, el día que no me valga se acabará algo bonito. Espero que encuentres salida a lo que te preocupa.
Besos.

 
El blog de Francesca. Design by Exotic Mommie. Illustraion By DaPino