miércoles, 30 de marzo de 2011

Ser y saber que se es

Desnudo Edward Weston


No es lo mismo estar que estar sabiendo que estás.

Por poner un ejemplo, siempre me ha dado verguenza que me vieran desnuda, médicos, en un vestuario femenino, mis padres ... Cuando era pequeña procuraba taparme todo lo que podía, hacía malabares para ir a la ducha en los vestuarios del cole sin que nadie pudiese ver más allá de las rodillas o me ponía histérica si me tenían que poner una inyección, hablo de bastante pequeña.


Sin embargo un buen día me di cuenta de que llamaba más la atención de los demás tratando de ocultarme que si me mostraba. Poco a poco fui dejando toallas a un lado, equilibrismos a otros y pude vestirme y desnudarme sin problemas, ir a exámenes médicos y aparentar no pasarlo mal.

Aprendí a estar desnuda, esa es la palabra posiblemente, pero realmente había puesto una pantalla delante de mí, un biombo invisible que me decía que nadie podía verme, que no se fijaban en mí.

Mostraba mi cuerpo como quien se muestra vestido pues negaba inconscientemente mi desnudez.

Ayer tuve que ponerme en ropa interior, como otras tantas veces, pero de repente el biombo imaginario se cayó, y fui consciente de mi pseudo desnudez. Estaba tan sólo mi cuerpo y yo.

La sensación fue tremenda, por primera vez en mi vida me mostré, con pudor, sin exhibiccionismo, pero sin vergüenza, no necesité de tapaderas o imágenes que me protegieran.

La sensación al salir de la consulta fue de ligereza, me miré a un espejo y no me reconocía, mi cara estaba luminosa, mis ojos emanaban paz. Y me eché a llorar.

Se están cayendo los ladrillos que cubren mi cuerpo, mi mente, mi espíritu. A veces con más estrépito, otras suavemente
, con delicadeza y ternura, como ayer.

11 comentarios:

Naar dijo...

ole por ti. hay veces que hay que quitarse máscaras y protecciones, que la cosa no es para tanto. todos tenemos defectos, cicatrices y complejos, pero tenemos que afrontarlos!!
ánimo y a derribar muros!

Francesca dijo...

Es genial cuando los muros caen como si de una gasa se tratase, con suavidad, levemente, sin violencia. Es genial poder estar desnuda, saber que se está desnuda y tener una actitud tranquila, serena. Besos.

Goyo dijo...

Perfecto. Un temor menos, un pánico que se va, una vida que vuelve a resurgir con serenidad. Enhorabuena.

Luz dijo...

¡Bien por ti Francesca¡,yo lo interpreto como que tienes mas seguridad en ti misma y que as aprendido a quererte mas ,(seguro que eres preciosa por dentro y por fuera).Un beso,LUZ.

Francesca dijo...

Hola Goyo, ahora eres tú el que me haces pensar... Gracias!

Hola Luz, sí, es seguridad, es serenidad, es un poco de todo. Besos.

Ariadna dijo...

Algunas creencias las llevamos muy arraigadas. Cuando caen aún lo notamos más. Es una alegría poder dejarlas sin sentido.

Un abrazo!

Francesca dijo...

Hola Ariadna, gracias por pasarte por aquí, otra alegría más.

MA dijo...

Hay momentos en la vida en que tenemos que despojarnos de todo lo que nos cubre. En muchas ocasiones la desnudez es necesaria, en todas, el cuerpo desnudo es bello (tenga el aspecto que tenga)

Francesca dijo...

Hola Ma, creo que el despojarse es tanto literal como figurado y estoy quitando de mí todo aquello que me pesa.

Es curioso, he ocultado mi cuerpo cuando ha sido más bello y lo he mostrado cuando peor ha estado, salvo ahora que no me puedo quejar en absoluto de cómo estoy y puedo mostrar sin tapaderas.

Nuria L. Yágüez dijo...

Felicidades. Eso es madurez, y dejar atras ligaduras limitadoras. Lo mas bonito de una mujer es su cuerpo, lo que mas vale es cuando ella misma es capaz de valorarlo.

Francesca dijo...

Es una liberación empezar a ser una misma y no sólo aceptarse sino enamorarse de una misma.

 
El blog de Francesca. Design by Exotic Mommie. Illustraion By DaPino