jueves, 24 de noviembre de 2011

Deja vu

fuente:internet

Conocimiento... me encanta descubrir cosas nuevas, me apasiona aprender, tener nuevos retos, sin embargo nunca pensé que conocerme más fuera tan duro.

De momento he estado en la parte positiva, en quererme, en asumirme cuando no podía hacer otra cosa, en decir "esta soy yo".

Cuando pienso que ya he llegado al final me doy cuenta que apenas me conozco.

O más bien debería decir que no he ponderado bien las cualidades que me adornan, entendiendo como cualidades las buenas y las no tan buenas.

Creo que la diferencia radica simplemente en que, aunque ya sabemos como somos, lo que no sabemos es cómo influye eso en nuestra vida.

Cuando te das cuenta de que las historias se repiten, que siempre te pasa lo mismo, que todos tropiezan contigo en la misma piedra, que siempre te dan en el mismo lado, ... quizás ha llegado el momento de pensar si la que está cabeza abajo eres tú.

Puede ser porque hay algo de ti que muestras a los demás y que ni siquiera eres consciente que está gritando "eh! estoy aquí". Y no entiendes porqué ahora, porqué ayer y antes de ayer, y porqué posiblemente mañana tu vida es un eterno deja vu.

Tomar conciencia de que posiblemente no es el mundo el que está "equivocado" sino una misma es posiblemente uno de los golpes más duros que se pueden recibir y conlleva plantearse seriamente si se quiere cambiar o no.

¿Se puede cambiar? Si me respondo que no estoy avocada a seguir igual eternamente. Si me respondo que sí, ¿me estaré engañando? ¿me llevará cada respuesta a una nueva pregunta?

¿Cómo cambiar una actitud, una forma de ser? ¿Cómo superar aquello que durante toda la vida te ha acompañado como parte de ti misma? ¿Cómo arrancar lo que está pegado a tu ser sin dejar de ser tú?


5 comentarios:

Naar dijo...

uf, qué dilema. yo creo que a veces, el mundo se quivoca. todo el mundo. y por ello no debemos cambiar si no queremos.
pero también creo que todos podemos ser mejores y debemos luchar para ello.
piensa, habla contigo misma y decide si realmente quieres cambiar eso de ti o no. y haz lo que consideres más correcto, sólo tú sabes lo que es mejor.
un beso.

Dansan dijo...

Conocerse a uno mismo es una experiencia maravillosa, yo lo estoy intentando hace tiempo, con la ayuda de un psicólogo. (Y digo intentando, porque no es nada fácil esa experiencia).
“Ahora vamos a comenzar un viaje, y puedo asegurarle que este, será el viaje más trascendente de su vida”. Esas fueron las primeras palabras de mi terapeuta, cuando me recosté en el diván por primera vez… Y él tenía mucha razón, porque ese viaje hacia el interior de uno mismo, es realmente apasionante.
Y es muy cierto que uno repite historias, eso surge de manera muy clara durante el análisis. En psicología se dice que repetimos patrones de comportamiento: Que siendo adultos, nos relacionamos con las personas que nos rodean, de la misma manera que aprendimos a hacerlo cuando fuimos pequeños, en nuestra relación con mamá y papá. (Repetimos siempre el mismo patrón de comportamiento familiar, que mal o bien, es el único que aprendimos y conocemos)
¿Y se puede cambiar? Seguro que si, pero para llegar a ese cambio, hay que desandar un largo camino. Hay que volver a esa relación familiar primaria, meterse en la piel de los actores y atreverse a cambiar el libreto. Cambiar significa dejar atrás ese viejo escenario y crearnos uno nuevo. (De ahí es que surgen nuevos patrones de conducta y se produce el cambio)
Si cambias no dejarás de ser tú. Si cambias seguirás siendo tú, pero con otra conducta… Y si la conducta que aprendiste de tus padres ya no te sirve, o no te satisface, pues habrá que pensar en cambiarla…
Me ha gustado mucho eso que has escrito, y me ha tranquilizado, porque a veces uno cree que es la única persona en el mundo, que piensa en esas cosas :P
Beso!

Muerte roja dijo...

Es una verdadera encrucijada,si señor!!!

Pero yo soy de la opinión de que no debes cambiar porque tarde o temprano saldrá tu personalidad, con tus virtudes y esos defectos o debilidad, punto debil o como lo quieras llamar...
Es verdad que no solo a ti sino a mi también, creo que a todos tendemos a que el daño y los palos como bien dices vengan del mismo lado, pero es porque en ese "palo" somos mas debiles y vulnerables.
Supongo que como yo lo verás venir... es ahí cuando tienes que asimilarlo, preparte y defenderte.

Pero cmbiar nunca, Eres una personal reflexiva y con los pies en suelo, como digo yo. Tienes una gran personalidad brillante, no luches contra ella, así que no la cambies.

Besos :)

Goyo dijo...

Como bien dice Naar, todos nos equivocamos. Y los demás, ni te cuento.
Quizá todo dependa de tu propia conciencia. Si esa conciencia te dice que no es el camino correcto... entonces te estarás equivocando.
Si la conciencia te comenta que tu actuación es adecuada, continúa. A pesar de que las consecuencias quizá no sean las que esperabas.
Mantén en paz tu conciencia.

Ignacio Carcelén dijo...

Es una historia muy triste, con la que me siento identificado.

 
El blog de Francesca. Design by Exotic Mommie. Illustraion By DaPino