jueves, 16 de junio de 2011

Y ahora?



Hoy en el trabajo faltaba uno de los jefes, con el que más he trabajado desde hace varios años, y no he podido evitar escuchar una conversación que ha tenido con otro cuando ha regresado. Hablaban de médicos, de seguros médicos, de operación, de tener que esperar 8 meses, de que antes van los casos de cáncer, de aparato digestivo, de recuperación lenta y operación complicada...

Y enseguida me he quedado preocupada, ¿operación? ¿aparato digestivo? ¿recuperación lenta? todo eso me suena demasiado. Mi primer impulso ha sido... Oh Dios mío, qué le pasa, ¿está enfermo? ¿lo tienen que operar? si puedo hablaré con él y le preguntaré qué tal va y cómo lo lleva.

Esto ha durado unos 5 minutos, al cabo de 5 minutos me ha venido a la cabeza que en los 8 meses de baja no me llamó una sóla vez, ni un correo electrónico, ni un qué tal. Ni cuando estuve ingresada 3 semanas en el hospital, ni cuando me operaron, ni cuando me dieron el diagnótico de tumor, ni nada de nada.

Y he empezado a recordar que desde que he regresado y especialmente ahora en verano no me está encargando ningún trabajo, intuyo que porque otro jefe les ha dicho a los demás que este año me dejen un poco tranquila (mi trabajo en verano puede ser bastante duro). Pero eso le ha debido cabrear y me ha dejado de hablar, únicamente me contesta a algunas de las cosas que pregunto mientras enarca las cejas en plan "y tú que quieres?".

Me sigue dando pena pero ahora está la cosa entre pena y rabia y no puedo evitarlo.

6 comentarios:

muerte roja dijo...

tienes que hacer lo que tu corazón te dicte.
Da igual que él no tenga aprecio por tí como ha podido demostrar si tu afecto hacia éll es de preocupación lámalo.

Yo en mi vida personal he vivido no una, varias situaciones iguales que las tuyas y yo he llamado y he ido a visitarlos, cuando ellos han seguidos sus vidas.


Me ha sorprendido al leer que te has operado de un tumor, se lo que se necesita saber en esos momentos que tienes amigos y se descubren muchos amigos y te desepcionan otros tantos, en mi casa somos cinco y tres han padecido un tumor, los tres se han operado y se han recuperado perfectamente, veo que tú ya estás trabajando asi que se que ya ha pasado lo peor.

Te comprendo perfectamente lo que sientes.
Un beso y un abrazo ;)

MJ dijo...

Entiendo cómo debes de sentirte, Francesca. Hay personas con muy mala baba y nada se puede hacer para remediarlo.
Te deseo lo mejor.

Un abrazo.

Francesca dijo...

Hola MRoja, tienes razón cuando actúo según siento las cosas funcionan, el problema viene cuando me paraliza el miedo u otras cosas. En cuanto a lo del tumor sigo teniéndolo, es una historia larga. A lo largo del blog hablo de ello por si quieres verlo. Un beso y gracias por tus sabios consejos.
Me alegra que tu familia esté bien ;o)

Hola MJ, el único cambio que podemos obrar es en nosotros, no en ellos y eso a veces cuesta admitirlo. Besos.

MA dijo...

No te cortes, suelta la rabia que si no es peor y te da acidez y se te cae el pelo, y la piel se pone horrorosa y salen arrugitas... ¿Que necesidad tienes de meterte ahora en una operación de estética?

Francesca dijo...

Hola MA, tienes tooooda la razón, qué necesidad hay de ponerse como una pasa antes de tiempo, nada, que se j... y le den por..... y ... bueno... continúo en privado con mi retaíla.
Muchos besos.

Nicolás dijo...

Es difícil evitarlo, cuando la pena por una enfermedad se une a la rabia y a la impotencia, quizás lo mejor sea indiferencia. Personas así no merecen la pérdida de ni un segundo de nuestra energía.

 
El blog de Francesca. Design by Exotic Mommie. Illustraion By DaPino