domingo, 12 de junio de 2011

Te quiero... no es tan difícil.

El otro día me sorprendía porque el tema de conversación era sobre si los padres/madres nos habían dicho lo que nos querían.

Me sorprendí al ver que dos mamás de más de 40 años hablaban de que sus padres nunca les habían dicho que las querían, y yo me sorprendía.

En un ambiente completamente diferente otra amiga de treintaymuchos decía que el otro día por primera vez su padre le dijo que la quería y estaba alucinando. Y yo seguía sin poder creer lo que oía.

A mí mis padres sí que me han dicho que me quieren. Otra cosa es lo que piense yo de eso.

Mujeres hechas y derechas preguntándose si sus padres las quieren, o las han querido, o no, o sí pero no han sido capaces de decirlo.

Y entonces llegó el momento. Estaba con mi hijo de tres años antes de dormirnos y lo abrazaba mientras le decía "te quiero mucho" y él me contestaba entre susurros "yo también te quiero". Era un momento ideal cuando se me ocurrió preguntarle si sabía que papá también le quería mucho y su respuesta me dejó helada, "no", me respondió.

- ¿No sabes que papá te quiere mucho?.

- Papá no me quiere.

- ¿Porqué piensas eso?.

- Porque nunca me ha dicho que me quiere.

Enseguida me acordé de mis amigas, casi 40 años después ellas siguen pensando lo mismo que mi hijo. Y supongo que algunas con 80 seguirán pensando que su padre nunca les dijo que las querían.

Llamé al padre de la criatura y le conté lo que pasaba y entonces mientras el peque se tapaba la cara con las manos su padre le hacía cosquillas y le decía que le quería mucho.

Hemos hablado de eso los dos, y de la necesidad de que les diga que les quiere a los niños, porque en realidad es así pero ellos lo único que ven son los malos modos cuando está cansado.

No le he preguntado si alguna vez sus padres le han dicho que le quieren, me imagino la respuesta.

Si nos paramos a pensar lo poco que cuesta sentar a un niño en tu regazo, abrazarlo y decirle que le quieres, y lo mucho que se arrastra cuando eso no se hace...

Sólo quería dejar aquí esta reflexión.

9 comentarios:

Nuria L. Yágüez dijo...

Que bonito Francesca. Tengo 40 años y mi padre 73, vivimos en ciudades diferentes, pero todavía cuando nos despedimos al telefono nos decimos "te quiero papa", "te quiero mi amor". Para mi es importante no solo saber que el me quiere (me lo dice y me lo demuestra) si no que él sepa lo que yo le quiero.

Solo por un segundito, mira la entrada del 19 de marzo de mi blog

Francesca dijo...

Enhorabuena por el padre que tienes! Qué razón tienes no sólo es bueno saber que nos quieren, también es importante hacer que los demás sepan que les queremos. Besos guapetona!.

Ariadna dijo...

Recuerdo que una noche cuando tenía 9 años le pregunté a mi madre si que quería. Me respondió que pues claro, que por qué le preguntaba eso. Porque no me lo haces saber. Porque no me lo dices nunca.
Tiene 73 años. Sigue sin pronunciar la dichosa frase. Que me quiere, si, pero a su manera. Muy distinta a cómo mis hijos y yo expresamos nuestros mutuos sentimientos.
No hay porqué repetir patrones. Sólo es cuestión de proponérselo.

Un beso.

Nicolás dijo...

Quizás la educación que recibieron nuestros padres, no nuestras madres, en las que ellos eran el sustento del hogar, la cabeza de familia visible, donde la ternura era un signo de debilidad, no les dejaba expresar lo que sentían. Así pienso yo que le pasó a mi padre, sé que nos quería, pero en mis recuerdos busco y busco un te quiero un abrazo y no los encuentro

MJ dijo...

Hay personas que saben exteriorizar sus sentimientos, bien mediante besos y abrazos, bien con palabras. Pero existen otras a las que les resulta muy difícil pronunciar un te quiero, aunque realmente lo sientan de verdad. Pienso que es cuestión de educación.
Muy buena tu entrada, Francesca.

Un beso.

muerte roja dijo...

Que bonita exposición, en mi caso todos nos hemos dicho lo mucho que nos queremos pero eso sí, en momentos especiales y puntuales.

Con la llegada de mis sobrinos nos hemos volcado en ellos y Todos esteriorisamos con ellos el amor que les tenemos.

Pienso que es dificil para muchas personas decir "te quiero" pero no quiere decir que no tengan el sentimiento de amar.

Un beso ;)

Oihana dijo...

Ay Francesca! Si te cuento que estoy impartiendo un curso y mientras mis alumnos hacen una práctica, estoy leyendo tu blog... y esta entrada tan especial que casi me arranca más de una lágrima... he tenido que hacer verdaderos esfuerzos.

Te contaré que yo, desde que mi niño es bebé y de eso ya hace casi 5 años, cuando le acuesto le susurro al oído: "te quiero... mucho mucho mucho mucho" y con esta práctica he convertido en algo super natural decirnos que nos queremos más de una vez al día. Es muy tierno.

Las señoras en la calle se sorprenden cuando le oyen, tan pequeñito, gritar: "¡ama, te quiero!" y dicen: "qué ricura! es que aquí no estamos acostumbradas a eso"...

Un beso!!
O.

Goyo dijo...

Fantástica entrada Francesca. Claro que sí, no es tan difícil decir te quiero. Permíteme que hoy también le diga algo a Oihana, me encanta y tu peque es una ricura, tiene que ser genial escucharle decir eso.
Un beso para las dos.

Francesca dijo...

Hola Ariadna, creo que es fácil si uno se lo propone, pero no es igual de fácil para todo el mundo. Me alegra saber y no me sorprende que tú sí seas capaz. Besos.

Hola Nicolás, sí es cierto que antes expresar un te quiero era un síntoma de debilidad, lo curioso es que a pesar de saberlo nos entra nostalgia de lo que no fue. Es bueno decirlo, para el otro y para uno mismo. Besos.

MJ hola, supongo que sí, es cuestión de educación, de si nos han dicho a nosotros que nos quieren sin ningún reparo, si nos han abrazado y dado besos. Propongo cambiar nuestra educación y la de nuestros hijos, ya que la de nuestros padres ya es tarde. Besos.

Hola Oihana, me alegra que te haya llegado esta entrada y me alegra todavía más saber que tu niño te dice eso de te quiero amá, qué gozada escucharlo. Besos.

Hola Goyo, tienes razón. Yo creo que es cuestión de ver los efectos de ambas decisiones y optar. Si queremos lo mejor para nuestros hijos porqué no le damos también lo mejor de nosotros para su futura salud mental?. Besos.

 
El blog de Francesca. Design by Exotic Mommie. Illustraion By DaPino