miércoles, 3 de febrero de 2010

Dilema

Pronto es la despedida de un compañero de trabajo y a los jefes no se les ha ocurrido otra cosa que ir al Plata.

Muy buen rollito se podría decir, ¡ja!.

El caso es que nunca he estado y tenía ganas de ir, pero con la gente de trabajo me apetece lo mismo que comer lagartijas crudas.

No sé porqué lo tienen que poner tan difícil. Si vas estás a disgusto, si no vas quedas fatal. Este es el tipo de cosas que me sacan de quicio.

La próxima vez ojalá propongan la típica cena rancia de sonrisas fingidas y gracietas sosas.

2 comentarios:

Athena dijo...

Sencillo, todo lo que no quieras no lo hagas.

Besos.

P.D. Qué hago con esas entradas para ver a esos tíos tan guapos??

Francesca dijo...

Ir con tus amigas, por supuesto ;o)

 
El blog de Francesca. Design by Exotic Mommie. Illustraion By DaPino